Asociación para la Promoción del Consumo de Frutas y Hortalizas '5 al día'
Noticias Socios 2020

Anecoop lanza su proyecto de pitahaya en invernaderos de Almería

“Estos primeros cuatro agricultores nos pedían calidad y productividad. Algunos tenían tomate y han querido probar un cultivo alternativo como la pitahaya; otros querían un cultivo que no fuese intensivo en mano de obra, sino estacional como es esta cactácea; y otros sencillamente querían innovar”, describe Marina Casas Fernández, responsable de producción y desarrollo para Anecoop en la finca UAL-Anecoop.

   

Esta técnica de Anecoop lleva cuatro años testando 43 diferentes variedades en esta finca de investigación, situada en Retamar (Almería). Para iniciar este programa con los primeros productores han elegido tres variedades, una de carne blanca, otra de carne roja y una polinizadora.

   

Estas pitahayas están sembradas en invernaderos planos y en ‘raspas y amagaos’ de distintos alturas. Los trasplantes los agricultores los han realizado durante este mes de abril y mayo. Según el manejo, la pitahaya tardará entre 1,5 y 2 años en entrar en producción y a partir de ahí irá incrementando los rendimientos hasta el sexto año cuando se estabilizará.

   

La ventana de recolección de esta fruta tropical, adaptada a los invernaderos de Almería, va desde finales de junio hasta principios de diciembre, aunque Marina Casas explica que uno de los objetivos de Anecoop es ampliar esa ventana. Además no hay fruta todas las semanas, aspecto que debe tener en cuenta todo aquel que esté interesado en este cultivo; pero con el manejo y la elección varietal desde el equipo técnico de Anecoop confían en conseguir aumentar los períodos de cosecha, tanto el tamaño del ciclo como la frecuencia.

   

“La pitahaya pide humedad y controlar la intensidad solar. Se adaptan bien al invernadero y con el manejo podemos afinar cada vez más”, explica Marina Casas que está muy ilusionada en las expectativas que se abren bajo abrigo con esta fruta.

   

De momento se han testado variedades que dan frutos de muy distintos calibres, desde los 300 gramos hasta los 900 gramos, aunque el tamaño ideal está en torno a los 400 gr. La poscosecha de esta fruta es buena, una vida útil que le permite al productor enfocarla a la exportación.

   

Nuestros invernaderos necesitan cultivos alternativos y la finca experimental Universidad de Almería-Anecoop está trabajando en dar nuevas alternativas a los agricultores.

 
Información impresa de la página: https://www.5aldia.org/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=10913&te=1403&idage=14795&vap=0

NOMBRE EMPRESA

Dirección Postal
Tfn: Fax:
email, web