Martes 29 de Julio de 2014
     
idiomas
 
Búsqueda en los contenidos de la web

 

5 al día: Asociación para la Promoción del Consumo de Frutas y Hortalizas 

Los Alimentos

Grupos de Alimentos

 

Cereales y derivados

Los cereales más consumidos son el trigo, arroz y maíz, que junto con todos los productos derivados de ellos (pan, pasta, cereales de desayuno, etc.) componen la fuente de nutrientes más importante del mundo. Para valorar su composición nutricional debemos atender a la diferente preparación industrial a que se someten los alimentos antes de llegar a nosotros. Únicamente el arroz y algunos tipos de maíz llegan a nuestra mesa sin ser transformados. El resto de productos son sometidos a diferentes procesos industriales donde se pueden añadir ingredientes o transformar los existentes.

Los cereales, en su origen, son ricos en hidratos de carbono, y contienen cantidades importantes de proteínas, fibra, vitaminas (grupo B) y minerales (magnesio, cinc, hierro). El contenido en lípidos es escaso y su aporte energético relativamente bajo. Su consumo en forma integral aporta mayor cantidad de vitaminas, minerales,  fibra y fitoquímicos.

Entre los derivados de los cereales destacan: el pan, las pastas alimenticias, los cereales de desayuno y otros como la bollería o los aperitivos fritos que contienen cantidades muy variables de cereales.
 
El pan aporta, por término medio, 240 kcal por 100 g. Contiene, aproximadamente, un 30% de agua, más de un 50% de hidratos de carbono, un 8% de proteína, un 1% de lípidos y cantidades apreciables de vitaminas y minerales. Cien gramos de pan blanco aportan 2,2 g de fibra, frente a los 8,5 g del pan integral. El pan de molde y otras variedades de panes (picos, tostados, etc.), puede incluir grasas en su composición, lo que aumenta su valor calórico.
 
Las pastas alimenticias (fideos, macarrones, espaguetis, etc.) nos proporcionan 350 kcal por 100 g de producto crudo. Contienen, aproximadamente, un 12% de agua, un 70 % de hidratos de carbono, un 12% de proteína, un 1% de lípidos, un 1% de fibra y cantidades apreciables de vitaminas y minerales. Las pastas integrales aportan mayor cantidad de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos. El aporte calórico de un plato de 250 g de pasta cocinada es de unas 250 kcal.
 
Los cereales de desayuno son productos obtenidos mediante el extrusionado de los cereales, cuyo resultado final se enriquece en vitaminas, minerales y fibra. Su valor nutricional depende en gran medida de los ingredientes añadidos. Por lo general, suelen tener un aporte de macronutrientes similar a los cereales originarios y suministrar un 25% de las necesidades diarias de las vitaminas que van enriquecidas. Pueden llegar cantidades variables de azúcar, grasas y sodio añadidos, lo que condiciona su valor alimentario y nutritivo, por ser nutrientes que actualmente se consumen en exceso, sobre todo en la población infantil.
 
El término bollería incluye una gran variedad de productos como las galletas, magdalenas, bollos, bizcochos, hojaldres, pastelitos, etc. La base de su composición son los cereales, sin embargo en su elaboración se emplean otros ingredientes como las grasas, azúcar, lácteos, huevos y aditivos. Se añade normalmente grasa vegetal o grasa hidrogenada (10-25%), aunque la industria está reformulando sus productos para disminuir este tipo de grasas que se han relacionado con el riesgo cardiovascular. Como consecuencia, el aporte calórico es, aproximadamente, de 450 kcal por 100 g. Su contenido en vitaminas, minerales y fibra es bajo, excepto los que han sido enriquecidos.
 

Multimedia

Video Campaña Mango SAT Nº 2803 TROPS 2013